Alimentarlos racionalmente con una dieta equilibrada respecto a las necesidades de cada uno, cuidando su aseo y su salud. En definitiva, son parte y componentes de nuestra familia, los grandes protagonistas de este deporte con quienes estamos conviviendo, comprendiéndonos mejor y respetándonos mutuamente cada día, con ganas de divertirse, pasar grandes momentos y... correr, correr y correr!
Obediencia

La obediencia es primordial para que eso no ocurra, aunque con los perros de raza nórdica es bien sabido que sienten una necesidad imperiosa de correr y de independencia, pero con una gran capacidad de aprendizaje y extraordinaria capacidad de adaptación. Quizás sea un tanto más complejo si el perro es adulto. No obstante no hay que caer en la desidia y "dejarlo para otro momento" pues con ellos hay que ser constante y muy activo, quieren que se le exijan cosas y necesitan que una persona les guíe, además son muy inteligentes y aprenden muy rápido, más de lo que uno cree. Lo mejor es adiestrarlo cuando aún es cachorro conjuntamente con las tres reglas de oro que existen y que son: Paciencia, Paciencia y más Paciencia...
Los entrenamientos y las carreras

En las carreras cada componente del equipo tiene su correspondiente misión. La estrategia incide en el modo de colocar los perros en el tiro, es decir; cada perro corre de una forma y tiene su lugar idóneo en el tiro por lo que si tenemos mal colocado a un perro, el tiro no responderá de la manera que esperamos y la carrera será infructuosa. Un perro no sabe trabajar por sí solo, así que tenemos que conseguir que trabaje en un equipo a modo de juego, que no pierda la ilusión por correr ni lo haga de manera forzada, porque entonces ya no servirá como perro de trineo. No obstante cabe recalcar que cada equipo de perros y cada carrera siempre son diferentes.
La selección de los perros para este tipo de competiciones se deberá siempre al adiestramiento y entrenamiento llevado a cabo, siendo éstos capaces de correr durante horas y recuperar energías en intervalos cortos de tiempo, aqui es donde entra en juego una excelente nutrición y alimentación, así como de su hidratación con una solución glucosada. No hay que olvidar jamás el cuidado necesario y exquisito de nuestros amigos, manteniéndolos en unas condiciones excelentes de salud, cremas antiinflamatorias para las piernas, muñecas y pies, sesión de masajes de relajación muscular y llevar calentadores y envolturas de neopreno "Carpianas o sudores" para evitar inflamaciones en las articulaciones alrrededor de las muñecas para impedir que se hinchen, de esta forma evitaremos males mayores. Los patucos (Botitas) son imprescindibles para evitar escisiones en cierto tipo de nieve y también en tierra.
Tener al perro o perros guía o líder perfectamente adiestrados es una regla que hay que aplicar a diario y ser constante en ello porque de ese adiestramiento dependerá el musher para dirigir el tiro hacia el punto de llegada. No te puedes permitir errores y muchísimo menos en este tipo de carreras de distancias largas, ya que cometer un error puede ser fatal para el equipo completo. Otro punto que hay que tener en cuenta es que no se te debe ni puede escapar perro alguno porque de ti depende principalmente su seguridad y la del entorno que le rodea, sin olvidarnos también del resto del equipo con la consiguiente pérdida de tiempo muy preciado que conlleva intentando recuperar a dicho perro y no digamos que te ocurra eso en unas condiciones climatológicas adversas lo que hará todavía más complicada su recuperación. Además es suficiente motivo para provocar la descalificación automática en competiciones.
Equipo de Trabajo